El Centro de Aislamiento COVID-19, en la ciudad de La Paz. (Foto: APG)

Veiska Soto Morales / Bolivia Digital

102 trabajadores de salud y administrativos que se replegaron del hospital de Caranavi ingresaron en la madrugada al centro de aislamiento habilitado en el Hotel Real Plaza de la ciudad de La Paz, informó su director Álvaro Cabezas.

Explicó que todos son sospechosos de coronavirus porque estuvieron en contacto con el paciente cero de Caranavi y tampoco se les realizó la prueba para saber si tienen la enfermedad o no.

Varios de ellos estuvieron ya aislados cinco días en el hospital y por las condiciones sociales que actualmente existen en el municipio, el Servicio Departamental de Salud determinó su confinamiento para salvaguardar su salud y tomarles la prueba.

“Se realizarán las pruebas a dos grupos, uno de la Caja Nacional de Salud (CNS) y otro del Seguro Universal de Salud (SUS)”, señaló.

El responsable del centro de aislamiento afirmó que afortunadamente todos están estables y ninguno presenta síntomas de gravedad, por lo que se espera que la altura no les afecte porque “sí puede ser una condicionante que puede agravar” su salud.

El centro de aislamiento tiene una capacidad para 600 personas, al momento alberga a 138 pacientes internados, a quienes se les realiza el control y seguimiento.

La noche del miércoles, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) replegó del municipio de Caranavi a médicos, personal del servicio de salud, incluidas sus familias, por la falta de garantías para el cumplimiento de sus funciones luego de haber sido víctimas de violentas agresiones por parte de algunos ciudadanos.