La reunión entre autoridades y organizaciones sociales donde se dio garantías para el retorno del personal médico a Caranavi. (Foto: Gobernación La Paz)

 

Gonzalo Pérez Bejar/Bolivia Digital

Las organizaciones sociales del municipio de Caranavi otorgaron las garantías necesarias para que el personal médico que abandonó esa región retorne a cumplir sus funciones. El acuerdo fue avalado por las autoridades municipales y la Defensoría del Pueblo.

Este viernes, las autoridades de Caranavi, Defensor del Pueblo y el Subgobernador de la Provincia fueron recibidos por el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), René Sahonero, y por el gobernador del departamento, Félix Patzi, para allanar el retorno del personal médico a esa región.

Al final de la cita, el presidente del Concejo Municipal, Moisés Marca, confirmó que los médicos y enfermeras que trabajan en el hospital de y centros de salud de los municipios de Caranavi y Alto Beni retornarán este domingo 24, encabezados por el Director del Sedes.

“Hemos firmado un Acta de Compromiso en el que damos garantías, de las organizaciones sociales y de las autoridades municipales, para el retorno de nuestros médicos”, dijo Marca al final de la cita.

El subgobernador de la provincia Caranavi, Enrique Trujillo, dijo que con el Acta de Compromiso “nos responsabilizamos por el retorno y trabajo de nuestros médicos y enfermeras” y atribuyó a un malentendido la reacción de los vecinos de esa capital para que hayan reaccionado de tal manera que provocaron el repliegue de 39 trabajadores en salud incluidos sus familiares.

A su turno, el gobernador Félix Patzi indicó que, luego de recibir un informe completo y contextualizado de cómo ha pasado, cómo se ha hostigado, “hay procesos legales a personas identificadas, votos resolutivos de organizaciones sociales, y todos solicitan el retorno de los trabajadores en salud”.

“El hostigamiento es un acto nefasto, un antecedente negativo; necesitamos de nuestros médicos no solo para el COVID-19, sino para otras dolencias y patologías. No podemos dejar a la población en la indefensión en salud”, afirmó la autoridad.

El pasado fin de semana los trabajadores en salud del citado municipio fueron hostigados e incluso amenazados por algunos pobladores, que hasta habrían tratado de atentar contra la infraestructura donde los profesionales se encontraban en cuarentena, por lo que tuvieron que ser replegados de emergencia.

Esa situación motivó declaraciones del ministro de Obras Públicas, Servicio y Vivienda, Iván Arias, quien aseguró que el personal médico no retornaría a esa región siempre y cuando no se brinden las garantías necesarias para el desarrollo de sus actividades.

En la actualidad, el municipio de Caranavi registra dos casos confirmados de COVID-19. El personal replegado y sus familias fueron internados en el Centro de Aislamiento, pues algunos tuvieron contacto con el paciente cero.