Una persona con discapacidad se traslada por las céntricas calles de La Paz. (Foto: Carlos Barrios).

Efraín Rodríguez, representante de las personas con discapacidad, manifestó que en Bolivia existen al menos 48 mil personas que sufren esta condición y por tanto necesitan la ayuda no solo del Gobierno, sino de las gobernaciones y alcaldías para trasladarse a los lugares donde recibirán el bono Canasta Familiar.

“La mayoría de estas personas vive del día a día con la venta de tarjetas de crédito para celulares, lavado de autos, ofreciendo dulces, entre otros, y ahora necesitamos el bono para alimentarnos”, sostuvo.
Agregó que el 80% de esta población no cuenta con una fuente laboral estable a escala nacional y por tanto cualquier ayuda es significativa para el sector.

Rodríguez señaló que esperan la colaboración de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana para que los trasladen hasta las sucursales bancarias donde cobren los Bs 400 correspondientes al bono que anunció la presidenta Jeanine Áñez.

El Ejecutivo anunció que el mismo día que recojan el bono de Discapacidad pueden recoger el de Canasta Familiar en las agencias bancarias más cercanas a sus hogares.