PAIS-TARIJA

 

Redacción central / ABI – Edición impresa

El alcalde de Tarija, Rodrigo Paz, después de realizar una inspección a los trabajos en horas de la mañana, informó ayer que la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de San Blas tiene el 60% de avance físico.

“La planta cuenta con un avance a la fecha del 60%, es la primera en la historia de Tarija; con este proyecto la planificación de la ciudad va creciendo, sumando la construcción de la nueva obra potabilizadora en Tabladita, más la inversión que se hizo en el proyecto Guadalquivir estamos garantizando agua permanentemente para la ciudad”, manifestó.

Insistió en que la obra de tratamiento San Blas es uno de los proyectos más importantes que se consolidan en esa región, debido al impacto ambiental y beneficios a la salud de la población.

El alcalde Paz Pereira precisó que después de la entrega definitiva de esa obra, la empresa encargada de la construcción asumirá por dos años su puesta en funcionamiento y transmitirá su conocimiento a personal del municipio.

Finalmente, adelantó que está en marcha el diseño de otros proyectos de tratamiento de aguas residuales para garantizar la salud de las familias tarijeñas, así como de redes de distribución de agua potable en las zonas más alejadas de la capital. “La ciudad de Tarija necesariamente debe contar con más plantas de tratamiento, por ejemplo se necesita para los distritos 7, 8, 9 y 10”, expresó.