separadora de liquidos

 

Bolivia Digital

La Planta Separadora de Líquidos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ubicada en el municipio de Yacuiba, en la región autónoma Gran Chaco de Tarija, reanudó hoy sus operaciones con normalidad luego de que por cinco días estuvo paralizada a causa de los bloqueos de pobladores en esa zona.

La medida de presión se suspendió luego de concretarse un acuerdo entre el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, y una asociación de profesionales que protestaban en demanda de fuentes laborales.

Según un boletín de la estatal petrolera, los manifestantes reclaman porque hay varios extranjeros que trabajan en esa planta, por lo que piden que se dé prioridad a la mano de obra nacional. Ante esa situación, Zamora dijo que se verificará si la denuncia de los yacuibeños es cierta. De comprobarse este hecho anunció que viabilizará la contratación de personal boliviano.

«Falta revisar el personal de esta planta porque hemos visto que en las plantas de Senkata, Chapare y Carrasco operaba personal subversivo, colocado con fines políticos por el anterior gobierno», agregó.

Por otra parte, el Ministro saludó el acuerdo porque dijo que realizar protestas para paralizar las opresiones de la Separadora de Líquidos afecta no solo a la región, sino a todos los bolivianos.

«No podemos bloquear las instituciones que generan fuentes laborales porque en poco tiempo es posible que, si esto persiste, nos quedemos definitivamente sin fuentes de trabajo», reflexionó.

Zamora también firmó acuerdos con los pobladores de Caraparí y Villa Montes, quienes demandan electricidad, gas domiciliario y que la Empresa Tarijeña del Gas (Emtagas) vuelva a distribuir gas como era antes de ser intervenida.