Foto: Archivo

Bolivia Digital

Un proyecto de ley pretende modificar el artículo de la Ley 1294 de Diferimiento de Créditos y Reducción Temporal del pago de servicios básicos, para que el pago de los préstamos bancarios se postergue hasta fin de año.

El diputado del MAS y presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara Baja, Víctor Borda presentó el proyecto de ley para modificar la Ley 1294, quien además afirmó que las entidades bancarias no están cumpliendo con la aplicación de la normativa.

“Estamos presentando este proyecto de ley para que ya no existan interpretaciones erradas, para que no se interprete la norma en favor de los banqueros y en contra del pueblo. En el nuevo proyecto se está estableciendo que debe existir un diferimiento automático hasta el 31 de diciembre de 2020, no se puede pagar capital ni interés”, resaltó el legislador.

El 1 de abril, el Gobierno promulgó la Ley 1294 de Diferimiento de Pagos de Créditos, dice que las entidades de intermediación financiera deben diferir el pago de créditos por el tiempo que dure la Declaratoria de Emergencia por la Pandemia del Coronavirus, otorgando un plazo máximo de hasta seis meses posteriores al levantamiento de la declaración de emergencia.

La propuesta

La modificación al parágrafo I del artículo 1 de la Ley 1297 propone que «Las entidades de intermediación financiera deberán efectuar el diferimiento del pago de las amortizaciones del crédito a capital e interés y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional hasta el 31 de diciembre del 2020».

Además, plantea que durante el tiempo de diferimiento del crédito, las entidades bancarias deben condonar los intereses o gravámenes a los deudores.

“Aquí tengo cartas de un banco que está exigiendo a los deudores que paguen a partir del mes de junio. Establecen otra trampa, que esos meses del diferimiento de crédito no se condonan los intereses simplemente se difieren”, agregó Borda.

También propone que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) debe realizar controles a las entidades bancarias para el cumplimiento de la normativa.

Al respecto, la diputada de Unidad Demócrata (UD) Rose Marie Sandóval consideró que es una forma de coadyuvar a los pequeños y micro empresarios, aunque señaló que la norma debe ser evaluado por la Asamblea Legislativa.

Antecedentes

La reglamentación de la Ley 1297, estableció que aquellos que tengan una deuda menor al millón de bolivianos, podrán cancelar a partir de septiembre del presente año.

Pero diversos sectores productivos y gremiales denunciaron que las entidades bancarias no están cumpliendo la normativa porque empezaron a presionar a los prestatarios para que comiencen a cancelar sus deudas a partir de junio.