Personal de salud fumiga vías públicas contra el coronavirus. (Foto: Archivo)

Franz Acarapi / Bolivia Digital

La representante residente adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Bolivia, Luciana Mermet, informó hoy que el Estado boliviano asumió medidas oportunas y tempranas para combatir la propagación de la pandemia del coronavirus (COVID-19), como la cuarentena nacional que es acatado por la población de manera razonable en comparación con otros países de Sudamérica.

Mermet, en entrevista con medios estatales, calificó de importantes las acciones complementarias aplicadas por el Gobierno con la finalidad de paliar el impacto de la pandemia en la economía de los diferentes sectores de la población, entre ellos; la Canasta Familiar, el Bono Familia, la reducción de las tarifas por los servicios básicos –agua, electricidad y gas domiciliario-, el diferimiento del pago de los intereses de créditos y capital en el sistema financiero que beneficia a personas y empresas, además de garantizar el abastecimiento de alimentos en los mercados.

“Creo que Bolivia ha tomado las decisiones de manera muy oportuna, tomó su decisión de cuarenta bastante temprana y eso es algo a destacar. Creo que la cuarentena se está acatando de una manera relativamente razonable comparado con otros países”, afirmó.

A decir de Mermet, la solidaridad expresada por las personas y la reducción significativa de los medios de transporte en el periodo de emergencia actual, son muestras de que la población viene comprendiendo la importancia de cortar la cadena de transmisión del virus asumiendo de forma responsable la cuarentena quedándose en sus casas.

“Sabemos que esto genera preocupación para los sectores económicos y acá tendrá que haber algún nivel de consenso nacional o ampliados para salir delante de este choque originado en una pandemia, una crisis de salud”, mencionó.

Apoyo en la compra de insumos

El miércoles, el empresariado nacional y la banca privada realizaron la donación de Bs 22 millones para atender el periodo de emergencia que atraviesa el país. Estos recursos, del cual Bs 5 millones fueron entregados en equipos de salud, serán destinados a la compra de insumos y materiales médicos para combatir el COVID-19 a través del apoyo del PNUD.

Al respecto, Mermet explicó que los ministerios de Salud, Planificación, y otros, utilizarán de forma estratégica la capacidad que tiene el PNUD de acceder y adquirir a nivel global reactivos médicos, equipos y material de bioseguridad.

“Tenemos una central de adquisiciones a nivel global (ubicada en Dinamarca), que procura para muchos países al mismo tiempo. Esto genera algunas eficiencias en términos de servicios, de plazos y sobre todo genera mucha certidumbre en temas como la calidad por ejemplo”, apuntó.

Añadió que el PNUD tiene experiencia de décadas procurando bienes para el sector de salud, teniendo en cuenta que es un gran proveedor y comprador para programas de lucha contra la malaria en el mundo, tuberculosis y VIH (virus de inmunodeficiencia humana), entre varias enfermedades.

“En el caso de los 22 millones de bolivianos se ha priorizado la compra de equipamiento de bioseguridad y de reactivos. Estamos esta semana acordando los términos con Asoban (Asociación de Bancos Privados de Bolivia) para colocar la compra y supongo que a finales de esta semana o principios de la que viene esa compra se podrá colocar”, sostuvo Mermet.

Indicó que se cuenta con personal que conoce el mercado de China desde el cual se harán las adquisiciones que se requieran, porque en este momento muchos países aplicaron restricciones a la exportación de insumos médicos como el caso de India o Estados Unidos, lo que complica la oferta y demanda en el área de salud porque todos buscan los mismos bienes.