Foto: Captura de pantalla BTV

Milenka Parisaca / Ahora El Pueblo /

Después de 36 días de encierro, las calles de Santa Cruz volvieron a congestionarse de vehículos, de gremiales ofreciendo sus productos y de población abasteciéndose de alimentos en los mercados. La normalidad en las actividades marca el fin del paro cívico, a pesar de que aún existen algunos puntos de bloqueo.

Flameando banderas blancas, cruceños expresaron su alegría por salir sin ningún impedimento a las calles. Otros tocaron las bocinas de sus vehículos para manifestar ese mismo sentimiento.   

De acuerdo con un reporte de Bolivia Tv, la circulación en inmediaciones del segundo anillo, en la avenida Santos Dumont es normal; mientras en cuarto anillo también se aprecia similar panorama.

El servicio de transporte público se normalizó, e incluso la Terminal Bimodal reanudó la venta de pasajes, desde las 18.00, para los viajes interdepartamentales.  

En la víspera, a 36 días del paro cívico indefinido en la región oriental, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, en ausencia de Luis Fernando Camacho, anunció el levantamiento de la medida, luego de la aprobación del proyecto de Ley del Censo en la Cámara de Diputados.

“A partir de este momento hacemos un cuarto intermedio, levantamos el paro y bloqueos sin suspender nuestra lucha”, dijo en conferencia de prensa.

El cívico cruceño hizo conocer la determinación después de sostener una reunión por más de una hora con el presidente del Comité Interinstitucional, Vicente Cuéllar, integrantes UJC y empresarios de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO). El encuentro se caracterizó por la notable ausencia de Camacho, asiduo impulsor del paro.