Desde Chimoré, Bolivia TV informó que en Shinahota, así como en Ivirgarzama, se registran movilizaciones de personas para no permitir la permanencia de los uniformados. (Foto: Captura Bolivia TV).

Los efectivos fueron a controlar la cuarentena.

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

En el trópico de Cochabamba se registraron disturbios después de que los pobladores de Shinahota resolvieron expulsar esta noche a la Policía, que se trasladó a esa región el miércoles para realizar un control al cumplimiento de la cuarentena contra el coronavirus (COVID-19).

Desde Chimoré, Bolivia TV informó que en Shinahota, así como en Ivirgarzama, se registran movilizaciones de personas para no permitir la permanencia de los uniformados (casi un centenar) en el lugar.

Videos difundidos por el medio de comunicación Los Tiempos mostraron cómo los efectivos policiales fueron agredidos para que abandonen ese municipio.

También reportó que en Villa Tunari, como en Chimoré, donde se desarrolla una intensa actividad comercial, no se acata la cuarentena total, especialmente el distanciamiento social.

En Chimoré se registró un caso positivo de COVID-19, y pese a esa situación la población no cumple con la emergencia sanitaria.

El dirigente de la Federación de Trabajadores Campesinos del Trópico de Cochabamba, Omar Claros, dijo, según reportó la edición digital del medio Opinión, que las bases dieron un plazo de 24 horas para que la Policía salga, teniendo en cuenta que la población determinó “que no van a permitir el regreso de los uniformados».

El expresidente Evo Morales es el principal dirigente cocalero del Chapare, desde donde tras su renuncia el 10 de noviembre de 2019, partió al día siguiente en calidad de asilado rumbo a México.

Desde octubre y noviembre del año pasado, la Policía no logró restablecer su presencia en el trópico de Cochabamba, región considerada productora de coca que en su mayoría estaría destinada a la producción de droga.