Las personas que fueron atrapadas fueron trasladadas en camioneta policial. (Foto: Edwin Apaza - Erbol)

Javier Prado

El comandante regional de la Policía de El Alto, Tito Lucero, informó hoy que se aprehendió a tres personas que fueron sorprendidas cavando una fosa en un cementerio clandestino en la zona Bautista Saavedra. Pretendían realizar un entierro sin autorización. 

“A denuncia de los vecinos, la Policía atrapó en flagrancia a estas personas, las que cavaban una fosa para realizar un entierro sin autorización del municipio. No podemos permitir que sigan existiendo cementerios clandestinos”, cuestionó Lucero.

Según el informe policial, las personas arrestadas alegaron que el presidente de la junta vecinal de la zona les autorizó el entierro, sin embargo, no contaban con el permiso de las autoridades municipales debido a que el lugar era un cementerio clandestino.

Argumentaron que la fallecida tenía derecho a ser enterrada en ese cementerio por haber sido propietaria de un bien inmueble en la zona.

El jefe policial expresó su sorpresa porque las personas arrestadas indicaron que no era la primera vez que realizaban este tipo de actividad, sino que ya la solían hacer.

El certificado de defunción de la fallecida, según el jefe policial, indica que la causa de la muerte fue por diabetes, pero no cuenta con el examen de coronavirus (COVID-19), y ahora dependerá de las autoridades del área.

Reiteró que se necesita un permiso edil para hacer este tipo de inhumaciones. Dijo que se están realizando las indagaciones del caso para definir si los aprehendidos son remitidos al Ministerio Publico.