INTERXX-F1-CHILE - AFP

 

EFE / Bolivia – Edición impresa

La defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, mostró su desconfianza al anuncio de Carabineros de suspender de forma temporal el uso de balines y perdigones para reprimir las protestas en Chile, que cumplen más de un mes.

“Es difícil estar tranquilo con una Policía que no sabe qué munición está disparando en contra de la ciudadanía”, valoró la defensora de la Niñez.

Carabineros suspendió temporalmente el uso de perdigones y balines en protestas en las que no está en riesgo la vida de los agentes, días después de que un informe revelase que los proyectiles usados en el estallido social no son solo de goma, sino que también tienen plomo.

La discrepancia que hay en torno a la composición de la munición usada por los agentes en las protestas dejó estas armas antidisturbios no letales fuera de las calles por el momento, excepto en casos de legítima defensa cuando haya peligro inminente de muerte.

Definir si verdaderamente hay peligro de muerte es un “criterio complejo”, concluyó la defensora de la Niñez, quien añadió que “el hecho de que se restrinja (el uso de perdigones y balines) no quiere decir que se vaya a utilizar desde un correcto punto de vista”.

La institución denunció las actuaciones del personal policial desde el inicio del estallido social y apuntó a un incumplimiento sistemático de los protocolos.