Policías patrullan en un centro de abasto para controlar el cumplimiento de la cuarentena. A la izquierda una persona disfrazada de un coronavirus para concientizar a la población sobre el distanciamiento social.

Bolivia Digital

Con el objetivo de evitar la concentración de gente y que solo los comerciantes autorizados vendan diversos productos, la Policía Boliviana desplegó 1.000 efectivos que realizarán diversos operativos de control en 21 centros de abasto.

“El Comando Departamental ha dispuesto el despliegue de 1.000 policías luego de hacer un análisis situacional, ya que nos percatamos de que ahí hay mayor afluencia de gente. La coordinación entre las Fuerzas Armadas y la Alcaldía de La Paz ha establecido mayores contingentes en los mercados de El Tejar, Garita de Lima, Rodríguez, Villa Fátima y Kollasuyo (en Villa San Antonio)”, indicó el mayor Claudio Saravia, director de Planeamiento y Operaciones del Comando Departamental de la Policía de La Paz.

La autoridad indicó que la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), Delta y del BOL-110 no dejan de patrullar para brindar mayor seguridad a la ciudadanía.

“Como fuerza que está previniendo el coronavirus hacemos prevalecer los decretos 4200 y 4214, que dan las restricciones, es así que en pasadas horas hemos tenido buenos resultados en esos centros de abasto y por ello recomendamos a la ciudadanía que respete las restricciones o de lo contrario los infractores serán arrestados con la multa de 1.000 bolivianos”, señaló.