Los primeros en amotinarse fueron los efectivos de la UTOP de Cochabamba. (Foto: El Comercio)

• Roberto Medina Buezo

El comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilera, confirmó que se entregarán al Ministerio Público las listas de los efectivos policiales que estuvieron en servicio durante las jornadas de movilizaciones y protestas de noviembre de 2019.

“El Ministerio Público sigue las actividades desde el punto de vista investigativo de acuerdo a procedimiento penal, y la Policía, como cualquier otra entidad del Estado, debe cumplir los requerimientos que se emiten. La Policía está comprometida con el esclarecimiento de cualquier hecho”, afirmó.

Según el requerimiento, se quiere conocer qué uniformados estuvieron en servicio la primera quincena de noviembre de 2019, cuando en el país se vivió un conflicto que culminó con la renuncia de Evo Morales a la presidencia.

En aquellos días, el entonces líder cívico cruceño Luis Fernando Camacho se trasladó a La Paz para entregar una carta a Evo Morales para que renuncie a la presidencia, se consolidó un motín policial en todo el país, algunos uniformados arrancaron la wiphala de sus uniformes e incluso se agredió físicamente a Adriana Salvatierra en inmediaciones de la plaza Murillo, y la Policía no la auxilió.

“No hay por qué preocuparse, la Policía sigue trabajando. Hay notas que llegan de diferentes autoridades y es obligación responderlas”, señaló el comandante departamental de la Policía paceña, coronel Augusto Russo.

Todas las unidades policiales deberán hacer llegar las listas a la brevedad.

El proceso disciplinario contra 26 uniformados debido al motín de 2019 y la quema de la wiphala fue presentado por el viceministro de Descolonización, Pelagio Condori.

Para este 28 de mayo está previsto el inicio del juicio contra el suboficial J.C., quien es el primer uniformado policial acusado por promover el motín policial de 2019.