El fallecido tuvo malestares en la cabeza y garganta en días anteriores. (Foto: El Plural)

Roberto Medina / Bolivia Digital

Mediante un comunicado, la Dirección Nacional de Comunicación Social y Relaciones Internacionales de la Policía Boliviana informó que el deceso del efectivo Erick Rojas Melgar, de 25 años, está catalogado como “muerte en investigación hasta contar con los resultados laboratoriales que brinden un informe oficial de la muerte del servidor policial”.

“El policía se encontraba cumpliendo su servicio rutinario hasta el día viernes 24 de abril con normalidad, sin presentar síntomas del COVID-19”, señala parte del documento oficial de la institución verde olivo.

Añade que en el marco de la emergencia sanitaria y siguiendo los protocolos de seguridad, se determinó efectuar los análisis correspondientes por parte del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz para coordinar la toma de muestras del cadáver y el llenado de la ficha epidemiológica.

Según una publicación de El Deber, este medio de comunicación accedió a un documento de la Policía en el que se señala que el sargento tenía síntomas de coronavirus.

Días atrás, el uniformado reportó dolores de cabeza y garganta, y la mañana de este sábado se desvaneció al ingresar a la ducha. Cuando su cuerpo llegó al Hospital Francés ya estaba sin vida.

El comunicado de la Policía Boliviana.