El exministro de Gobierno Arturo Murillo. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

El Ministerio Público, realizó un allanamiento en tres propiedades del exministro de Gobierno Arturo Murillo, secuestró armas de fuego y chalecos antibalas en el marco de las investigaciones a la exautoridad y otras tres personas por la presunta comisión el delito de legitimación de ganancias ilícitas en la compra de armas no letales.

Las armas y el chaleco antibalas fueron encontrados en el domicilio en Tiquipaya, donde efectivos de la Policía y representantes del Ministerio Público realizaron un allanamiento aproximadamente desde las 11:00 hasta las 13:30. No se proporcionó más información. 

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, confirmó más antes que en nueve operativos de allanamiento a inmuebles de Arturo Murillo y sus cómplices, en todo el país, también se logró encontrar documentación vinculada al caso armas no letales.

“Ayer hemos realizado, en conjunto con la Policía, seis allanamientos en todo el territorio nacional. Hoy hemos realizado tres allanamientos más. Hemos encontrado bastante documentación, no solo vinculada al caso de la compra de gases lacrimógenos, hay una serie de otros procesos que se encontrarían en estos domicilios”, indicó a los periodistas.

La Fiscalía procedió a allanar los inmuebles en Tiquipaya en la zona de Montecillo, en la avenida América y Melchor Pérez (zona Sarcobamba) y en la avenida Melchor Pérez en el edificio Las Palmas. El allanamiento procedió con la ruptura de chapas, candados, además del secuestro de documentación y vehículos.

El Gobierno estudia dos alternativas para lograr la extradición del exministro de Gobierno Arturo Murillo: una a través de Interpol y otra por la vía de la cooperación entre Estados. Una de las alternativas garantizaría el retorno de la exautoridad para que rinda cuentas ante la justicia boliviana.

“Estamos analizando todas las acciones correspondientes, no queremos entorpecer esta investigación, pero si así lo amerita, se va a constituir una comisión de abogados, policías o de fiscales cuando así lo amerite”, aseguró el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

En la actualidad, Murillo está detenido en Estados Unidos a la espera de una audiencia en la que se definirá su situación legal por los delitos de soborno y lavado de dinero, puesto que usó bancos norteamericanos para hacer transferencias de dinero desde Bolivia.

“Si bien es cierto que ha cometido delitos en Estados Unidos por lavado de dinero al haber utilizado dinero de la corrupción en cuentas de los bancos de Estados Unidos, evidentemente aquí, en el territorio nacional, ha cometido una serie de delitos”, manifestó.

ALERTAS MIGRATORIAS

En la investigación por la compra de los agentes químicos con sobreprecio están involucradas 19 personas que serán convocadas para declarar, aunque la Policía sospecha que algunos de ellos ya han escapado del país.

“Fueron emitidas varias alertas migratorias producto del análisis sobre quienes participaron y esperamos dar con esas personas para que declaren”, señaló el comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilar.

Añadió que en su momento las investigaciones no prosperaron porque hubo estrategias de los Ministerios de Gobierno y Defensa que pedían una adecuada persecución penal.