SEG8-F2-POLICIA- APG

 

Redacción central – Edición impresa

El Comando Departamental de la Policía en Cochabamba participó ayer en una misa en la plaza 14 de Septiembre para pedir a Dios y a la Virgen de Copacabana el retorno de la tranquilidad y la paz.

“Nos congregamos en esta eucaristía para pedirle al supremo creador, a través de nuestra patrona y generala de la Policía Boliviana, la Virgencita de Copacabana, que nos ayude a encontrar la tranquilidad y paz que necesitamos”, señaló el comandante departamental de la entidad del orden, Jaime Zurita, en el acto religioso.

Además, pidió a la población que entienda que no pueden seguir con enfrentamientos en las calles y en las carreteras departamentales.

Invocó a los sectores movilizados que depongan sus acciones violentas y “se encuentre la paz porque no valen la pena los enfrentamientos”.

De igual manera, en la plaza Abaroa de la ciudad sede de gobierno se celebró una eucaristía encabezada por el comandante general de la Policía, Rodolfo Montero, quien demandó a la población llegar a las próximas elecciones en un ambiente de paz y tranquilidad.