SEGX-F1-POLICIA CBBA- ARCHIVO

 

Roberto Medina Buezo – Edición impresa

La destrucción de casi el 100% de la infraestructura policial del trópico de Cochabamba y la falta de garantías para el personal impide que los uniformados puedan retornar al sector para continuar con sus labores de prevención del delito y patrullajes en favor de la seguridad ciudadana.

“No existen las condiciones para el retorno de la Policía al trópico. El 11 de diciembre le he mandado una nota a la gobernadora (de Cochabamba, Esther Soria) para gestionar que la Policía pueda retornar y esperamos su respuesta, aunque primero se debe tomar en cuenta la falta de infraestructura”, afirmó el coronel Jaime Zurita, comandante de la Policía valluna.

Agregó que la destrucción casi total de las unidades policiales debe ser repuesta por los municipios; sin embargo, por el momento no hay acercamientos con sus autoridades.

“No tenemos garantías, no hay infraestructuras, no tenemos nada. Incluso la gobernadora me ha pedido un informe de los daños, pero no podemos ir a verificar porque incluso nos tienen amenazados, no quieren que volvamos”, aseveró.

No pedirán perdón

Respecto al pedido que hicieron algunos dirigentes del trópico, referido a que la Policía pida perdón de rodillas para retornar, Zurita remarcó que ese extremo no va a pasar ya que en todo momento su labor se enmarcó en lo que indica la Constitución Política del Estado.

“La Policía no tiene por qué pedir perdón, ya que lo único que se hizo (durante los días de conflicto) fue cumplir con la misión constitucional.

No podemos condicionar la seguridad puesto que la Policía tiene que estar en todo el país para beneficio de los bolivianos”, dijo.

Los efectivos policiales salieron en octubre del trópico para resguardar sus vidas debido a que cientos de personas protagonizaron el saqueo, la quema y destrucción de varios de sus edificios, así como de sus pertenencias e incluso vehículos.