Tras la muerte de la persona de 71 años por Covid-19, se declaró cuarentena total de el municipio de Patacamaya.

Eliana Uchani / Bolivia Digital

La policía acantonada en Patacamaya del departamento de La Paz, notificó al alcalde de ese municipio, Tiburcio Choque,  la prohibición de  realizar eventos masivos dispuesto por el Gobierno central para evitar la propagación del Covid-19. Sin embargo, la autoridad edil no dispuso la suspensión de la fiesta patronal que estaba prevista para el 13 y 14 de marzo.

La presidenta de la Federación de  Junta Vecinal de ese municipio, Sonia Fernández, en contacto con Bolivia, confirmó que el viernes 13 de marzo, día antes de la festividad, la policía entregó un comunicado a la autoridad municipal  para la suspensión de las actividades folclóricas que estaban programadas.

«En la reunión que tuvimos con los ministros de Estado, me enteré que policía acantonada en el municipio de Patacamaya envió una nota al alcalde donde le indica que debe suspender  la fiesta. El alcalde no convocó a una reunión ni emitió un comunicado para la suspensión de esa fiesta, pero no lo hizo», precisó Fernández.

Uno de los policías que se encuentra en ese municipio, señaló a este medio, que durante la reunión que sostuvieron con los ministros de Estado y las autoridades municipales el fin de semana, hicieron llegar la hoja de ruta que entregaron al edil el viernes 13 de marzo a las 08.30. Le hacen conocer que por disposición del Gobierno central se prohibió los eventos masivos y se debe suspender la fiesta.

El domingo un varón de 71 años falleció a causa del Covid-19, asistió a la fiesta, donde participaron cientos de personas. La víctima era un fotógrafo del municipio y estuvo en contacto con los pobladores e invitados.

A la festividad patronal asistieron 12 bloques de distintas fraternidades, incluso llegaron pobladores de otras comunidades. Foto: redes sociales.

Elude responsabilidad

Mientras tanto, el alcalde de Patacamaya, Tiburcio Choque, eludió su responsabilidad respecto a la fiesta patronal que se realizó en ese municipio que se prolongó por varios días. Aseguró que el evento social no fue autorizad y no se pudo frenar porque cuentan con tres efectivos del orden.

“No contamos con efectivos policiales, tenemos tres efectivos policiales, con ese motivo no se ha podido totalmente frenar, se ha intentado, se les ha hablado pero ya más no se ha podido. La ley que emitió nuestro Gobierno central fue a destiempo, para ese momento ellos ya estaban empezando la fiesta”, explicó.

El Gobierno emitió el Decreto Supremo 4179 el 11 de marzo que declaraba Emergencia Nacional ante la confirmación de casos positivos de coronavirus. La norma establecía la prohibición de eventos masivos de cualquier índole para evitar un contagio masivo.

La fiesta
Fernández contó que se comunicó con el Alcalde a las 09.00 del viernes 13 de marzo para consultar si iba a emitir algún comunicado con relación al Decreto y la suspensión de la actividad. Este le respondió que acatará las restricciones dispuestas pero no emitió ninguna resolución municipal para la suspensión de las actividades folclóricas.

Ante la falta de respuesta de la autoridad edil, Fernández convocó a los dos  pasantes de la fiesta, se reunió con los fraternos de los Tinkus Centralistas y les explicó la disposición que se generó desde el Ejecutivo y les advirtió que el evento social debía suspenderse.

Empero, la pareja de pasantes contestaron que no podían suspenderlo porque ya habían contratado a los grupos musicales y que estos no les devolverían el dinero adelantado.

«Les indiqué que debían suspender la fiesta y ellos se negaron a hacerlo porque ya tenían todo listo. Entonces les dije que se realizaba pero  bajo su responsabilidad y ellos conocían las prohibición», señaló.

A la recepción social asistieron 12 bloques de distintas fraternidades, cada uno integrados por al menos una centena de personas.  La fiesta fue amenizada por tres grupos musicales y dos bandas de Oruro.

Por otra parte, el fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossio, indicó que en caso de que se compruebe el desarrollo del eve to social en plena emergencia nacional, el alcalde de ese municipio será investigado.

Presidente de la Federación Departamental de Bandas de Música Profesionales de Oruro (Fedbampo), Pedro Jallasa, indicó que los integrantes de dos bandas se someterán voluntariamente a análisis médicos. Foto: La Patria.

Revisión voluntaria

Los integrantes de dos bandas musicales que participaron en la fiesta se presentaron de forma voluntaria al Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Oruro, para someterse a los análisis médicos correspondientes para determinar si son portadores del patógeno.

«Ellos han cumplido su contrato de trabajo, debían hacerlo. Pero para no crear susceptibilidad en la población han decidido someterse a los análisis médicos para determinar si fueron o no contagiados por coronavirus», informó el presidente departamentales de músicos profesionales, Pedro Jallasa.

El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, pidió a los pobladores que asistieron a esa fiesta se sometan a los controles respectivos en el Sedes, con el fin de evitar la propagación del virus.  En ese departamento hasta la fecha se mantiene el número de casos positivos.