Imagen referencial.

Bolivia Digital

Ante la proliferación de personas que emiten mensajes falsos y tendenciosos en las redes sociales sobre el coronavirus en Bolivia, el Gobierno pidió a la Policía que intensifique los ciberpatrullajes para dar con los autores y que estos sean sancionados.

En días anteriores, un denominado influencer de El Alto emitió un mensaje en el que pedía ser “inyectado” con coronavirus para demostrar que su organismo lo rechazaría porque, entre otras cosas, se alimenta con chuño.

De igual manera, en algunas provincias se evidenciaron otros mensajes en los que desinforman y aseguran que el coronavirus es una enfermedad inventada o que tiene origen en el imperio, lo cual solo provoca caos y malas interpretaciones.

“La actitud de esas personas exige medidas duras, están mal informadas. Nadie desmerece los alimentos, pero falta a la verdad, expresa un poco de ignorancia y ojalá no nos tengamos que arrepentir. Hacemos rastrillajes y las normas establecen que quienes desinforman serán sometidos a sanciones penales, por ello reflexionamos a la población para que no crea en esas mentiras y especulación”, indicó el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría.