Un peluche sin dueño. Representación de un infanticidio. (Foto: Archivo)

Javier Prado

El fiscal departamental, Marco Antonio Cossío, informó hoy el registro del primer caso de infanticidio en La Paz durante la cuarentena por el coronavirus. Detalló que la víctima fue una niña de nueve meses, de la localidad de Viacha, que quedó con quemaduras y se asfixió por humo de un incendio provocado.

La madre biológica de la menor, de 29 años, y su concubino, de 17 años, fueron aprehendidos por su responsabilidad en lo sucedido.

La autoridad judicial dijo que el caso comenzó a ser investigado ayer, miércoles, cuando se conoció que los responsables eran atendidos en un centro médico por quemaduras en distintas partes del cuerpo.

Explicó que la pesquisa hizo que se llegue a la casa del hombre y la mujer implicados y determinó que los concubinos ingirieron bebidas alcohólicas, tuvieron una pelea y empezaron a quemar varios objetos del inmueble.

“Lamentablemente allí se encontraba una mejor de nueve meses durmiendo, quien al inhalar el humo ha fallecido, pero también penosamente ha tenido quemaduras de primer grado en todo su cuerpo”, aseveró Cossío.

El fiscal departamental manifestó que la pareja implicada está hospitalizada, pero fue aprehendida e imputada para que sea sometida a una audiencia de medidas cautelares, en la que se pedirá su detención preventiva.

“El momento en que los médicos del Instituto de Investigaciones Forenses nos puedan informar de que están en condiciones de llevarlos a una audiencia, vamos a proceder a conducirlos a la misma”, manifestó.

La bebé era hija biológica de la mujer de 29 años, quien vivía en concubinato con el menor de 17 años.