Efectivos de la Policía de La Paz rindieron este viernes un homenaje póstumo a uniformados que perdieron la vida durante la pandemia del coronavirus. (Foto: Ministerio de Gobierno)

Bolivia Digital

La Policía Boliviana rindió un homenaje este viernes a los 21 uniformados caídos en el departamento de La Paz, en el cumplimiento de su deber, y oraron de rodillas para que se recuperen los 386 efectivos contagiados por coronavirus.

El coronel Wilson Ortiz, comandante departamental de la Policía, destacó la entrega de sus camaradas a “la sociedad para preservar la seguridad, la salud de la población, aún a costa de su vida”.

El acto se realizó en la plaza del Estudiante y asistieron varios miembros de las diversas unidades de la institución del verde olivo.

Los presentes se pusieron de rodillas, elevaron una oración por sus camaradas caídos y se encomendaron a dios y a su patrona, la virgen de Copacabana, para que los ampare, preserve su salud y la de su familia.