Una agencia del Banco Unión en Shinahota, Cochabamba. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El comandante general de la Policía, Rodolfo Montero, informó que 92 agentes de la institución del orden fueron desplazados a distintas entidades bancarias que hoy reanudaron sus servicios a la población en los municipios del trópico de Cochabamba.

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) anunció ayer el restablecimiento de la atención en los bancos luego de que se suspendieron la semana pasada debido a que un grupo de ciudadanos expulsó de esa región a policías que controlaban el cumplimiento de la cuarentena.

“Hemos conversado con alcaldes, con autoridades locales de esa zona cochabambina para el retorno de nuestro personal. A las 07.00 abrieron los bancos y el Comandante Regional del Trópico me dio el parte de que todo se desarrolla con normalidad”, indicó Montero esta mañana a los periodistas.

El jefe policial señaló que la coordinación con las autoridades de esa zona es constante y que “es probable que se envíen más policías” a partir de lo que requieran los municipios para reforzar la seguridad en las entidades financieras y de la ciudadanía.

A su turno, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, indicó que también se dirigió a la zona un contingente de militares, quienes ayudarán con el control del cumplimiento de la cuarentena.

“Pedimos que haya convivencia pacífica. Es importante que la población entienda que este control es por su propio beneficio, la Policía no está para incomodar a nadie, sino para cumplir su misión constitucional”, indicó en entrevista con La Revista, que se transmite por Unitel.

Hace una semana, en el municipio de Shinahota, agentes de la institución del orden fueron expulsados con violencia y agresiones verbales por un grupo de personas. Los ciudadanos llegaron hasta las instalaciones policiales y obligaron a salir a los uniformados de la región.