Un agente de tránsito controla la circulación de vehículos.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó en conferencia de prensa que las personas que incumplan el Decreto Supremo 4200, emitido para prevenir de manera más efectiva el contagio de coronavirus, y se trasladen en sus vehículos sin autorización, deberán pagar una multa de 2.000 bolivianos luego de un arresto de ocho horas, y si quieren pagar coimas a los policías, serán arrestadas.

“Los que incumplan el estado de emergencia sanitaria serán multados con 1.000 bolivianos y arrestados (peatones) y los conductores con 2.000 bolivianos al igual que los pasajeros que se estén transportando. Las multas las deben pagar solo en la cuenta fiscal de la Policía 01-4041070 del Banco Unión, por lo tanto no se harán pagos a ningún policía. La persona descubierta será arrestada al igual que el policía. No vamos a permitir sobornos ni vamos a perdonar dar o recibirlos”, afirmó.

En días anteriores hubo muchas denuncias en el Ministerio de Gobierno respecto a que algunos policías piden dinero a los conductores que son sorprendidos sin autorizaciones, por ello se decidió aplicar sanciones más duras.

Asimismo, dijo que los permisos de circulación entregados hasta ayer tendrán valor hasta mañana y que a partir de hoy por la tarde se pueden tramitar nuevas autorizaciones.

Lamentó la gran cantidad de solicitudes de circulación enviadas hasta la fecha, ya que solo en La Paz se emitieron más de 20 mil permisos.
“Hemos visto gente inescrupulosa que hacía delivery con esos permisos y eso no puede ser, no abusemos”, indicó.