Imagen referencial de una feria que se realiza en El Alto pese a la cuarentena. (Foto: Archivo)

Roberto Medina / Bolivia Digital

Desde muy temprano, efectivos de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía desplazaron de manera coordinada “cápsulas de control” en distintos sectores de la urbe alteña para evitar la instalación de ferias y aglomeraciones, que pueden generar riesgos de contagio de coronavirus (COVID-19).

Los uniformados realizaron los patrullajes de control y contención en inmediaciones del mercado El Carmen, Villa ingenio, Senkata, Villa Dolores, Villa Adela, 16 de Julio, Ciudad Satélite y Pacajes Kaluyo, entre otras, para dispersar a los comerciantes.

El teniente coronel César Ramos, supervisor de servicio del Comando Regional de la Policía de El Alto, indicó que la presencia policial y militar evitó cualquier intento de instalar ferias, más que todo en la zona 16 de Julio, una de las más grandes a nivel nacional.

“Algunos vecinos y comerciantes intentaron instalar ferias, pero no se los permitimos”, remarcó.

Al menos 10 personas, e igual número de motorizados, fueron detenidos y trasladados al complejo Héroes de Octubre, donde permanecieron arrestadas por ocho horas.

“Las cápsulas que se realizan en vehículos de dos y cuatro ruedas dan cumplimiento al plan de operaciones de contención del COVID-19, por lo tanto hemos podido hacer nuestro servicio como corresponde”, remarcó.