En anteriores días se registraron aglomeraciones en los centros de abasto de la capital. Foto Correo del Sur

ABI

Ante las aglomeraciones de transeúntes y vendedores informales en 10 mercados de Sucre, la Policía y las Fuerzas Armadas (FFAA) intensificaron el control en esos centros de abasto, informó el director municipal de Seguridad Ciudadana y director departamental de Gestión Estratégica de la Policía, capitán Vladimir Saavedra.

«Se está intensificando el control con efectivos militares, policiales y del Municipio de Sucre, con un trabajo interinstitucional, en los 10 mercados porque ya ha empezado a aparecer el comercio informal, por un factor económico, por lo cual estamos ampliando el sistema de control alrededor de los mismos», informó el lunes Saavedra.

   Explicó que desde el fin de semana se endurecieron las medidas de control sanitarias, pues se detectó una «desobediencia» por parte de los comerciantes a las determinaciones municipales y del Gobierno central.

    Por ejemplo, los vendedores no podrán exponer sus productos en el suelo y, necesariamente, deberán usar guantes y barbijos.

    Saavedra explicó que otros comercios que no sean de alimentos de primera necesidad, serán cerrados y en caso de reincidencia, serán clausurados por la Intendencia Municipal.

En el mercado Campesino, uno de los más conflictivos, los guardias controlarán los 17 accesos en  diferentes intersecciones, para dejar ingresar solo a las personas autorizadas, según el último dígito de su cédula de identidad.

Por su parte, el ministro de Deportes y delegado presidencial para Chuquisaca, Milton Navarro, lamentó las aglomeraciones en los mercados y pidió a la población cumplir las restricciones.

    «Nos tiene que ayudar mucho la población, días pasados hemos visto gente que se está aglomerando en los mercados y no está cumpliendo con las recomendaciones que se dan desde el Ministerio de Salud», sostuvo Navarro.

    Expertos del Comité Científico Departamental COVID-19 reiteraron que las concentraciones de gente en bancos, mercados y otros lugares se constituyen en un riesgo para la propagación del coronavirus.