Armamento argentino que fue enviado a Bolivia durante el golpe de Estado. (Foto: Bolivia.com)

• MINUTO UNO – C5N /

El material bélico que el gobierno de Mauricio Macri envió a Bolivia, durante el golpe de Estado de 2019, fue disputado por militares y policías, y eso generó algún “conflicto” la madrugada del 12 de noviembre, cuando se recibió el material.

“Volviendo ya al día 12, cuando subimos, estamos allá, el oficial de Gendarmería (se refiere a Caliba), un poco molesto me dice: ‘¡No, qué macana!, porque todo lo que tenía que ser para la Policía ahora quiere que se lo demos a los militares más, y ahora hay que separar y hay que dividir. Y estoy discutiendo —me dice— porque quiere llevarse más porcentaje digamos la parte del Ejército aéreo, y no tanto la Policía”, contó un testigo clave del caso, cuya identidad se mantiene en reserva.

“Y me dice: ‘Bueno, yo velo por la Policía’; en cambió ahí el capitán de la Armada velaba por los militares aéreos”, agregó.

“Es un momento único porque creo que en la historia judicial argentina, por lo menos en los últimos tiempos, no hay una causa por un hecho grave como es el contrabando agravado de armas y municiones, en donde haya semejante nivel de pruebas, de documentos”, dijo el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, luego de ver y oír la declaración de un testigo clave.

“La verdad que lo que muestra el testigo, lo que va narrando, es un testigo, un empleado de la embajada argentina en Bolivia, que forma parte de este documental que como vos decías está coproduciendo Argentina y Bolivia, y la verdad es que se terminan de caer las caretas del macrismo”, acotó.

linkedin