La basura se acumula en las calles de Cochabamba a causa del bloqueo al botadero de K’ara K’ara. (Foto: El Diario)

Veiska Soto / Bolivia Digital

Contenedores saturados de basura en el complejo comercial de La Cancha, en pleno centro de la ciudad de Cochabamba, y un panorama similar en todas las zonas de esa urbe, es el panorama que se ve debido a que la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA) suspendió el recojo desde el lunes por el violento bloqueo que se mantiene por tercer día consecutivo en el ingreso al relleno sanitario de K’ara K’ara.

Los bloqueadores exigen que se levante la cuarentena epidemiológica de contención del COVID-19, hecho que no permite que cerca de 1.200 toneladas de basura se recojan diariamente de la ciudad.

El gerente de la Empresa Municipal de Servicios de Aseo, Cristian Cuéllar, exhortó a la población a evitar sacar su basura a los contenedores. Si la presión y el bloqueo se mantienen, la basura acumulada podría llegar hasta las 1.800 toneladas y se convertirá en focos de infección y contagio.

“Pese a las recomendaciones, la gente sigue sacando la basura de sus casas, eso genera focos de contaminación en sus barrios. Hasta que se controle esto es mejor que la tengan en sus domicilios”, pidió Cuéllar.

Cerca del centenar de camiones repletos de basura aguardan en el patio de EMSA, que resolvió suspender el recojo “hasta que haya las garantías necesarias para el personal”.

Cuéllar mostró particular preocupación por la acumulación de residuos hospitalarios que al margen de la pandemia por el virus, generarán focos de contaminación.