xxsoc-f1-charcasnoticias-mineros

 

Redacción central / Bolivia – Edición impresa

Un equipo de bomberos, dependiente de la Policía Boliviana,  rescató ayer a las 15.30 los cuerpos de dos mineros que quedaron atrapados luego de que se inundará la bocamina Arce, de la empresa minera Andacaba, a 57 kilómetros de la ciudad de Potosí. 

El reporte, reproducido por el diario local El Potosí, da cuenta que la cuadrilla de rescatistas trabajó durante más de 36 horas, luego de que familiares y compañeros de los mineros reportaran que quedaron atrapados dentro de la bocamina.  

El sargento primero de Bomberos, Eloy Centeno, dio cuenta del hallazgo de los cuerpos a los medios de comunicación. La cuadrilla, los familiares y compañeros de trabajo esperaba encontrar a los dos varones con vida. 

El comandante departamental de la Policía de Potosí, Williams Villa, informó al mismo medio que los bomberos iniciaron labores el sábado a las 21.00. 

Según el informe preliminar, una tubería rota del yacimiento habría causado la inundación.

Uno de los fallecidos fue identificado como Florentino Mamani, de 27 años, quien dejó a cinco hijos en la orfandad. Su esposa, Rosa Estrada, contó que su marido ingresó al yacimiento junto a su ayudante, cuyo nombre aún se desconoce. Ambos entraron a las seis de la mañana del sábado y ya no salieron más del lugar. 

Quienes trabajan en esa mina acompañaron el rescate y muchos de ellos mantuvieron las esperanzas hasta el último momento, cuando los efectivos policiales anunciaron que los cuerpos fueron hallados sumergidos en el agua.  En medio de la congoja por esta desgracia, los trabajadores solicitaron ayuda a las autoridades, pues al parecer toda la mina resultó anegada y esa situación les impedirá ingresar al yacimiento minero, en el que laboran decenas de jefes de familia, cuya economía depende de la extracción de mineral.