Foto referencial.

Jorge Castel / Bolivia Digital

Este viernes se presentó un proyecto para que el municipio de Trinidad, Beni, cuente lo antes posible con un crematorio. La medida se anticipa a cumplir uno de los protocolos que son necesarios ante la pandemia del coronavirus y aliviar la carga al cementerio general.

“Lo que se invierte en un horno crematorio puede ser recuperado porque el servicio de cremación tiene costo, algunas personas lo hacen en municipios cercanos y pagan hasta $us 500 por un cuerpo”, informó la concejala Marisol Aván.

Según Aván, para nadie es desconocido que el cementerio general de esa ciudad colapsó en su capacidad hace tiempo y activar el servicio crematorio sería oportuno ante la negativa de buscar un nuevo camposanto por parte de las autoridades.

“La tendencia hoy es la cremación, por eso hice esta recomendación y las averiguaciones, un horno puede costar Bs 1,8 millones, no es mucho; sé que estamos con iliquidez en el municipio, pero creo que la crisis de salud le abre posibilidades al ejecutivo de conseguir recursos extraordinarios”, sugirió la concejala.

En la actual pandemia que se vive en el planeta los protocolos de salud indican que los cuerpos de personas infectadas con coronavirus deben ser cremados por seguridad.