La presidenta Jeanine Áñez anuncia investigación por compra de respiradores. (Foto: Raúl Martínez)

 

Gonzalo Pérez Bejar/Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez anunció, a través de su cuenta de Twitter, el inicio del proceso de investigación en torno a la compra de respiradores de fabricación española que fueron adquiridos por el Gobierno boliviano para contrarrestar la pandemia del coronavirus.

“Gracias a denuncias en redes y medios iniciamos la investigación sobre posible corrupción en la compra de los respiradores españoles. Pido cárcel y ordeno todo el peso de la ley contra quienes se hubieran llevado un solo peso. Cada centavo de corrupción debe ser devuelto al Estado”, escribió la Jefa de Estado.

En los últimos días surgieron cuestionamientos por la adquisición de los 170 respiradores que arribaron el pasado jueves a territorio nacional, por cuya adquisición el Estado boliviano pagó al menos cinco millones de dólares, con un crédito otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Al respecto, el ministro de Salud, Marcelo Navajas, aseguró el lunes que los 170 respiradores adquiridos por el Gobierno nacional fueron comprados sin sobreprecio y aseguró su utilidad para atender la pandemia del coronavirus.

«Afirmo de manera categórica que estos equipos, de la marca Respira, van a servir para salvar muchas vidas en los lugares donde no se cuente con servicios de Terapia Intensiva. No hubo sobreprecio en la compra y el Gobierno boliviano no pagó un precio menor, ni mayor al de productos similares, pagó el precio que se comercializa en los mercados mundiales», informó en una conferencia de prensa.

Detalló que esos equipos fueron adquiridos por un monto de «27.683 dólares la unidad», cumpliendo los protocolos establecidos por el BID y los procedimientos establecidos en el Decreto Supremo 4274, que autoriza la adquisición directa de equipos para la atención de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Horas antes del pronunciamiento de la presidenta Áñez, el periodista Jhon Arandia publicó fotografías del momento en que el encargado de adquisiciones del Ministerio de Salud era arrestado por efectivos policiales, ante su presunta vinculación en la compra de los 170 respiradores.