SEG6-F1-SANANDITA_VALERO

 

Fernando Del Carpio Z. – Edición impresa

La presidenta constitucional transitoria Jeanine Áñez ratificó ayer que el Gobierno protegerá la democracia y la institucionalidad, que “han sido amenazadas por el populismo autoritario y por grupos violentos ligados al ilegal negocio del narcotráfico y el terrorismo”.

La Jefa de Estado habló en esos términos en el  acto de clausura del curso de satinadores, oficiales y sargentos de la Escuela de Cóndores Bolivianos, asentada en Sanandita, provincia Gran Chaco del departamento de Tarija.

“Estamos un poco más de un mes ejerciendo el mandato constitucional que se nos ha entregado, les aseguro que no hemos tomado pausa alguna en nuestro compromiso con Bolivia y el propósito de restaurar plenamente el Estado de derecho y la institucionalidad en el marco de esa transición que es fundacional”, afirmó.

 La presidenta Áñez dijo que no hay contradicción entre “seguridad y democracia”, porque  “la seguridad garantiza el espacio para la discrepancia, que es el oxígeno de toda democracia”.

También advirtió que “hay que trazar una línea nítida entre el derecho a disentir y la conducta criminal, la agresividad y las actitudes antidemocráticas que pretenden imponer violentamente su voluntad sobre los otros que no piensan igual”.

Subrayó que “la seguridad no solo se alcanza con los esfuerzos de nuestras instituciones llamadas a serlo, este será un esfuerzo de todo el Estado y de todos los bolivianos”.

Asimismo, indicó que el Gobierno desarrolla políticas de seguridad democrática para la pacificación del país.

Resaltó labor de la escuela

 “Es un verdadero privilegio estar aquí como Capitán General de las Fuerzas Armadas de Bolivia; la Escuela de Cóndores Bolivianos es conocida internacionalmente por su alta exigencia en su entrenamiento y constituye un verdadero orgullo para todos los bolivianos. Tengo, además, el privilegio de ser la primera presidenta mujer que visita a esta escuela de formación de élite de las Fuerzas Armadas”, expresó la mandataria al comenzar su discurso.

 Asimismo, les dijo que como “oficiales de élite están llamados a acompañar la pacificación del país desde el lugar que constitucionalmente les corresponde. Estamos orgullosos de esta nueva promoción y estamos seguros de su compromiso con la patria”.