presidenta san joaquin

Bolivia Digital 

Los municipios de San Joaquín y Riberalta, en el departamento del Beni, recibieron equipos para combartir la malaria de manos de la presidenta constitucional, Jeanine Añez Chávez, y del ministro de Salud, Aníbal Cruz. 

La jefa de Estado aseguró que es prioridad de su Gobierno atender la salud y educación en Bolivia, sobre todo en las áreas y programas que fueron descuidados o mal utilizados por la anterior administración gubernamental. 

“Mi Gobierno tiene el firme compromiso de cumplir con la necesidad de otorgar a cada boliviano el derecho a una salud de calidad (…). Estamos aquí para fortalecer los programas regionales de malaria del Beni”, dijo, en el acto que se desarrolló en la población de San Joaquín, donde Añez nació.

El equipamiento demandó una inversión de 3.2602.419 bolivianos y consta de equipo de rociado residual intradomiciliario, computación, laboratorio, comunicación, motocicletas, ropa de trabajo e insumos.

“Hoy entregaremos equipos, con el objetivo de mejorar las actividades de comunicación para la prevención de la enfermedad y la capacidad resolutiva en las localidades para el diagnóstico y tratamiento oportuno”, aseguró la mandataria de Estado. 

El titular de Salud resaltó que trabajarán por todos los sectores que sufren el “abandono de salud” y aseguró que en una primera evaluación identificaron varias necesidades urgentes en la región, una de ellas la de combatir la malaria. Por ello adelantó que trabajará en fortalecer los programas para combatir esta enfermedad.

La malaria es una enfermedad parasitaria (producida por protozoarios del género Plasmodium) que se transmite a través de la picadura del mosquito hembra del género Anopheles. Todos estos equipos e insumos fortalecerán el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes que padecen la enfermedad. De forma paralela optimizarán los mecanismos y herramientas para control de vectores.