La dignataria recorre los ambientes de la sala. (Foto: Captura de BTV)

Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez inauguró hoy una sala con cinco máquinas de hemodiálisis en el centro médico de la Caja Departamental de Caminos del Beni, en la ciudad de Trinidad.

“Entendemos que ahora hay mucha preocupación para los pacientes con problemas renales. Lo importante es cuidar la vida de las personas, aquí se trasladará a quienes necesitan este tratamiento”, aseveró en un breve contacto con Bolivia TV mientras inspeccionaba el nosocomio.

La nueva sala de hemodiálisis tiene capacidad para atender a unas 20 personas por día con equipos de última generación.

El director de la Caja, Omar Vargas, indicó que este nuevo ambiente descongestionará la atención de pacientes con problemas renales en los hospitales German Bush y Obrero, en la capital beniana.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, quien acompañó el acto oficial, destacó la habilitación de esta sala porque también permitirá que los ciudadanos que requieran atención médica especializada para tratar ese mal lo hagan sin el riesgo de acudir a centros hospitalarios donde hay infectados por COVID-19

“Hay personas que padecen enfermedades renales y están en un mismo centro que pacientes con COVID-19, imagínense eso, son personas muy vulnerables. Por eso es importante esta sala porque podemos traer aquí a los enfermos renales, donde no habrá personas con otras enfermedades”, aseveró.

De acuerdo con Vargas, cada equipo de hemodiálisis tiene un valor aproximado de $us 25 mil, por lo que la inversión del Gobierno para adquirir las cinco unidades fue de aproximadamente $us 125 mil.