Los ambientes que fueron entregados hoy. (Foto: COFADENA)

Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez entregó hoy dos hospitales móviles en la ciudad de Oruro, los mismos que estarán destinados a la internación de posibles enfermos de coronavirus en ese departamento.

En el acto, la Jefa de Estado sostuvo que vivimos una situación dramática por la propagación de la pandemia, que ya lleva 26 personas fallecidas en el territorio nacional.

Uno de los ambientes se encuentra en el Campo Ferial y el otro en el Parque Acuático de la ciudad de Oruro, el cual fue construido por la Corporación de las Fuerzas Armadas para el Desarrollo Nacional (Cofadena) a través de Empresa Nacional Automotriz (Enauto).

“La salud es vida, por eso desde hace mucho tiempo estamos en la necesidad de poner atención a nuestro sistema de salud. Ahora lo estamos viviendo todos los bolivianos y lo vemos en Oruro”, dijo.

Recordó a las dos autoridades de la Gobernación y la Alcaldía que en la actual situación no se deben anteponer los colores políticos, pues sería perverso pensar en otras cosas, “ya que la pandemia puede llegar a cualquier lugar, y no queremos que eso suceda”.

Sostuvo que como Gobierno se hacen todos los esfuerzos para ayudar a los diferentes departamentos y municipios del país, pero que sin embargo los gobiernos subnacionales tienen sus responsabilidades. “No es momento de estar pensando en inauguraciones porque hay un tiempo mayor que estamos cuidando”.

Durante su discurso, Áñez reconoció las deudas con el departamento de Oruro en el tema de salud, y añadió que el laboratorio de análisis queda pendiente hasta su arribo, que se producirá la próxima semana.

“Recibiremos el primer stock de lo adquirido y lo hacemos con la mayor transparencia, conjuntamente el PNUD, que son los encargados de la compra y de que llegue a Bolivia”, dijo.

“Vamos a continuar trabajando y poniendo nuestro esfuerzo porque de esta desgracia queda algo bueno, vamos a dejar que nuestros hospitales estén equipados y los bolivianos reciban atención digna”, sostuvo.

Finalmente recomendó a la población que acude a las entidades bancarias a cobrar sus beneficios sociales, que lo haga con disciplina, no provoque aglomeraciones y cumpla con todas las medidas de higiene, como lavarse las manos, porque “se combate a un enemigo que no vemos”.