presidenta

 

Gonzalo Pérez / Bolivia Digital

En el Día del Mar, la presidenta constitucional de Bolivia, Jeanine Áñez, se refirió a la valentía del pueblo boliviano y aseguró que la reivindicación marítima no ha retrocedido ni un milímetro.

“Que el mundo tome nota: la lucha por el mar continúa, la reivindicación como objetivo de todos (los bolivianos) no ha retrocedido ni un milímetro”, sostuvo la Mandataria en un mensaje a la nación, en el que se la vio acompañada por la canciller Karen Longaric y el ministro de Defensa, Luis Fernando López.

Afirmó, además, que los bolivianos “no nos hemos rendido, la lucha por el mar la llevamos en la sangre”.

Advirtió que su gobierno abordará la demanda marítima “con diálogo, sin demagogia y con firmeza”.
Recordó que en octubre de 2019 el pueblo boliviano “recibió malas noticias sobre nuestra pelea por el mar” cuando la Corte Internacional de Justicia (CIJ) determinó que no había obligación por parte del Gobierno de Chile para negociar una salida soberana al Pacífico, como se planteó en la demanda que el gobierno del expresidente Evo Morales interpuso en ese alto tribunal en 2013.

“Fueron malas noticias porque primaron intereses políticos y personales, la improvisación, pero el mundo sabe que aquí seguimos y que buscamos nuevas maneras de volver al mar”, declaró la autoridad.

Dijo que cuando pase la cuarentena y la emergencia sanitaria por el coronavirus anunciará las medidas que su administración asumirá en el tema marítimo.

“La batalla por la salud no nos ha permitido organizar desfiles cívicos, en los que los bolivianos participamos con orgullo cada 23 de marzo, pero los haremos tan pronto superemos esta batalla para reafirmar nuestra reivindicación sin ninguna duda, ningún paso atrás, con fuerza, con la valentía del boliviano, con el heroísmo del rojo, amarillo y verde”, afirmó la Jefa de Estado.

Recordó esta fecha con el patriotismo que los bolivianos llevan dentro, el demostrado por el héroe del Topáter, Eduardo Abaroa, quien dio la vida por la patria. “Mi homenaje a los compatriotas Ladislao Cabrera y Genoveva Ríos”, indicó.

Chile invadió Bolivia el 14 de febrero de 1879 y en Antofagasta, el 23 de marzo, se dio la batalla del puente del Topáter, que fue defendida con heroísmo por el coronel Eduardo Abaroa y sus hombres, lo que dio inicio a la Guerra del Pacífico, que culminó con la pérdida del territorio del Litoral y la salida definitiva a las costas del océano Pacífico.