Pol 11 F1

 

ABI  – Edición impresa

La presidenta constitucional transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, pidió ayer al exmandatario Evo Morales no provocar actos de sedición ni terrorismo desde Argentina, donde se encuentra como refugiado político, y que deje vivir en paz a los bolivianos.

En declaraciones a los medios luego de participar en la graduación de Cóndores Satinadores en Sanandita, Tarija, la Mandataria afirmó que los bolivianos no permitirán que se les roben más elecciones, como se pretendió sin éxito el 20 de octubre, y enfatizó que Morales debe respetar su condición de refugiado en Argentina, sin emitir declaraciones políticas.

“Lo que nosotros le pediríamos (a Morales) es que nos deje vivir en paz (…), esperemos que no provoque sedición y terrorismo desde donde está porque debe respetar su calidad de refugiado (…), y no vamos a permitir los bolivianos que nos roben más elecciones”, sostuvo.

La Jefa de Estado afirmó que el país está en un momento de reconciliación y pacificación, por lo que Morales tiene que entender que los bolivianos necesitan un cambio.

“Nosotros estamos para defender la democracia y la libertad”, agregó la primera autoridad del país.

Luego de renunciar a la presidencia de Bolivia, el 10 de noviembre, en medio de masivas movilizaciones, Morales se asiló en México y su estadía causó polémica debido a sus constantes declaraciones políticas; luego arribó la madrugada del jueves a Buenos Aires, Argentina, en medio de un operativo secreto después de haber estado en Cuba por un tratamiento médico, según el reporte de medios internacionales.

La Primera Mandataria dijo además que el expresidente Morales puede retornar al país “cuando quiera”, aunque debe enfrentar a la justicia boliviana por los delitos que cometió, como sedición y terrorismo.

“Él sabe que tiene que darle respuestas al país; tiene cuentas pendientes con la justicia y a ello se tendrá que atener. Seguramente en los próximos días se va a emitir esa orden de aprehensión porque nosotros ya hemos hecho las denuncias pertinentes”, anticipó.

A su juicio, Morales es “un hombre irresponsable con el país” porque es el autor de la convulsión en Bolivia, solo por su necesidad de poder.