El presidente Pedro Castillo declaró que va a gobernar con fines de igualdad social. (Foto: Telesur)

• Bruselas/RT/

Los actos de corrupción en su gobierno fueron duramente criticados por el presidente de Perú, Pedro Castillo, quien los rechazó, marcando distancia de gobiernos anteriores.

Durante un acto en el que recibió el saludo de altos representantes de las diversas religiones, el presidente Castillo declaró que “no hemos venido a robar ni un centavo al país, sino a gobernar con fines de igualdad” y reconoció lo difícil de la tarea de gobernar.

“Muchas veces se nos quiere involucrar y hacer pensar que somos más de lo mismo, un gobierno más de lo mismo, cuando lo que queremos es marcar la diferencia”, añadió el Mandatario peruano.

Ante los líderes religiosos, Pedro Castillo pidió ayuda para corregir errores durante su gestión en referencia a garantizar los derechos constitucionales de la población.

Castillo señaló que su gobierno se orienta a una política de puertas abiertas para acercarse a la población y atender sus principales necesidades.

El Jefe de Estado peruano reiteró su llamado a la unión de todos los sectores políticos, económicos y sociales, así como de instituciones y organizaciones para hacer frente a los problemas del país e impulsar su desarrollo.

Sobre las dificultades que enfrenta como gobernante, dijo que como candidato “uno se hace grandes ilusiones y cuando uno está adentro (es elegido) es difícil”, y mencionó que un familiar le advirtió que es fácil llegar a la presidencia y lo difícil es gobernar.

linkedin