El acto se desarrolló en la Plataforma Militar de la Brigada en la ciudad de El Alto. (Foto: Presidencia)

• Redacción Central /

En el acto por los 98 años de creación de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), el presidente Luis Arce destacó la misión de las Fuerzas Armadas garantizando la seguridad y estabilidad del gobierno legítimamente constituido e instó a los uniformados a defender la Constitución como símbolo del cambio en Bolivia.

“El papel que la ultraderecha nacional e internacional le asignó a las Fuerzas Armadas (FFAA) en el golpe de Estado de 2019 no debe repetirse nunca más (porque), las Fuerzas Armadas fueron fundamentales en la construcción de la sociedad democrática a pesar de las contradicciones y tensiones normales, por ello deben seguir con el rol”, manifestó.

A poco de autoproclamarse como presidenta (12 de noviembre de 2019), Jeanine Añez firmó el Decreto Supremo 4078 que autorizaba a los militares a usar sus armas de fuego para reprimir a los bolivianos que rechazaban el golpe de Estado.

En 98 años, la FAB cumplió su misión de ejercer el dominio del espacio aéreo, defender y conservar la independencia de Bolivia.

Estas acciones dejaron más de 30 muertos y, al menos, un centenar de heridos.

Durante los conflictos sociales y políticos de 2019, las Fuerzas Armadas sugirieron la renuncia del presidente Evo Morales e incluso el general Jorge Terceros, por entonces comandante de la FAB, agradeció al embajador argentino Normando Álvarez por el envío de su país de material antidisturbios que sería usado contra los manifestantes.

Oraciones en cuarteles

Por otra parte, el Jefe de Estado se refirió a los intentos desestabilizadores en contra de su Gobierno por parte de algunos ciudadanos que nuevamente, como en 2019, tratan de convencer a los militares.

“Malos bolivianos y bolivianas quieren intentar tocar nuevamente las puertas de los cuarteles, pero estoy convencido de que el pueblo y las Fuerzas Armadas construiremos, cada cual desde su campo de acción, una Bolivia con independencia económica y políticas plenas”, remarcó.

Pocos días después de que Luis Arce resultó ganador en la contienda electoral (18 de octubre de 2020) varios grupos autodenominados como defensores de la democracia trataron de impedir su juramento.

“¡La patria está en peligro, auxilio militar!”, afirmaron varias personas que se apostaron en la Octava División del Ejército de Santa Cruz. Mediante pedidos de auxilio y oraciones pidieron a las Fuerzas Armadas que los escuchen e impidan a Arce asumir el poder a pesar del apoyo que recibió en las urnas.

Algunos opositores y líderes cívicos también se sumaron al pedido afirmando, nuevamente sin pruebas, que hubo un fraude.

linkedin