El Gobierno está consciente de la importancia de mejorar el presupuesto destinado a la atención en salud de los bolivianos. Con ese fin se analiza la probabilidad de modificar el Presupuesto General del Estado (PGE), debido a que la salud fue descuidada por el anterior gobierno.

El ministro de Economía, José Luis Parada, dijo que la población no sintió mejoras sustanciales en salud, educación ni seguridad ciudadana durante la gestión del MAS.

“El Ministerio de Salud, Ministerio de Educación y el Ministerio de Economía están viendo alternativas para darle sostenibilidad al tema de salud y educación. La instrucción de la presidenta Jeanine Áñez es darle prioridad a salud y educación”, explicó el ministro.

Parada señaló que se analiza la posibilidad de revisar el PGE 2020 para aumentar el presupuesto a salud de manera gradual, garantizando la sostenibilidad de los recursos económicos y viendo la forma de que no se afecte otros proyectos que ya están en desarrollo.

“En 2018, solo el 49% tenía cobertura financiera de salud, 51% de la población boliviana no tenía ninguna cobertura de salud, a eso se le llama la salud del bolsillo. El que tiene recursos paga el servicio y el que no tiene dinero sufre todas las consecuencias”, añadió el ministro.

El titular de Economía cuestionó que el anterior gobierno haya tenido cinco veces más recursos económicos y se haya endeudado cinco veces más.