Bolivia busca consolidar los mercados externos del gas en la presente gestión. (Foto: YPFB)

• Frank Ibañez/

La renegociación del contrato de venta de gas con Brasil le permite a Bolivia proyectar hasta 2025 un ingreso por $us 1.000 millones, dependiendo de las futuras transacciones que se consoliden con el vecino país.

Armin Dorgathen, presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), destacó que se tuvo una negociación muy exitosa y se logró esta nueva adenda con Brasil, por la cual se calcula una generación de recursos entre $us 700 millones y $us 1.000 millones, dependiendo las conversaciones futuras.

Recordó que en 2020, durante el gobierno de facto de Jeanine Añez, “se negoció una adenda lesiva para el país, se rebajaron los volúmenes de venta, pero aceptando que el Estado boliviano pague los costos del transporte, lo que significó un gran daño económico por alrededor de $us 120 millones adicionales”.

“Logramos recuperar estos montos que se debían destinar al tema del transporte; además nos permitirá ser parte del mercado brasileño y buscar nuevas oportunidades a mejores precios”, destacó.

Agregó que uno de los principales objetivos del país es asegurar los mercados de gas natural para la exportación no solo con Brasil sino también con Argentina.