chiki

 

ABI / Bolivia Digital

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, informó hoy que se trabaja en un plan para que los buses «ChikiTiti» entren en operación en las siete rutas que cubrían los buses Pumakatari, que fueron quemados en medio de los conflictos sociales y políticos que se desataron tras los comicios del 20 de octubre a raíz de la denuncia de fraude.

«Estamos trabajando para que el Chiquititi pueda entra en funcionamiento, también para compensar y restablecer las rutas que ya estaban en operación del Pumakatari, que como saben eran siete rutas», dijo a los periodistas.

El 10 de noviembre una turba violenta de personas destruyó y quemó 64 buses Pumakatari en la zona de Chasquipampa, al sur de la ciudad.

Revilla explicó que de los 64 buses que fueron quemados solo la mitad se encontraban en operación.

Indicó que si bien esos buses tienen una póliza de seguro implica mandarlos a fabricar para que se devuelvan los mismos buses, lo que demandará tiempo, además se debe resolver cómo arreglar las instalaciones de los talleres mecánicos, entre otros aspectos.

Las rutas de los buses Pumakatari eran: Integradora, Achumani, Irpavi II, Caja Ferroviaria, Chasquipampa, Villa Salomé e Inca Llojeta.

El Ministerio Público pidió la semana pasada la detención preventiva del dirigente de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz, afín al Movimiento Al Socialismo (MAS), Jesús Vera, quien quedó aprehendido luego de prestar su declaración por comandar la quema de los buses Pumakatari.