El ministro de Salud, Marcelo Navajas. (Foto: Erbol)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

Bolivia pasará de 934 pruebas de diagnóstico de coronavirus realizadas en marzo a 236 pruebas diarias en mayo, estimó el ministro de Salud, Marcelo Navajas.

“En marzo, en todo el país, solamente se realizaron 934 pruebas de coronavirus, una cifra extremadamente baja, por una serie de razones. Este mes llegamos al orden de las 5.000 y a partir de mayo tendremos la capacidad de realizar 236 (día) para llegar al orden de las 10 mil”, informó Navajas en una entrevista con Unitel.

Se refirió a la llegada de pruebas y a que progresivamente se instalan los laboratorios necesarios, lo que permitirá ampliar esta cantidad.

La autoridad admitió que “puede haber un subregistro” de casos de la enfermedad y que “subirán los contagios”.

“Indudablemente nunca tendremos un registro total, pero los picos tienen que ver con que muchas veces en el momento del reporte no terminaron de salir todos los resultados de las muestras que se enviaron en el día o desde el día anterior”, aclaró.

Agregó que esa es la razón por la que, por ejemplo, un día en Santa Cruz el número sube a 50 pacientes y al día siguiente baja a 25.

La autoridad adelantó que se tratará de que el número de pruebas que se hacen en el día sean más o menos idénticas todas las jornadas.

“Los contagios subirán y la forma de vencer esta pandemia es cuando todos tengamos anticuerpos anticoronavirus, ya sea por vacuna o por contacto, pero estamos lejos de llegar a la vacuna en este momento”, sostuvo.

Por otro lado, Navajas aclaró que “es imposible” establecer el momento exacto en el que Bolivia llegará al punto más alto de la pandemia.

“Todas las medidas aprobadas por el Gobierno, sumadas a la ayuda de la población, aplazaron la elevación de las curvas”, explicó.

Recordó también a la ciudadanía que el virus no será erradicado y que se debe aprender a convivir con él, por lo que se pretende asegurar la calidad de atención en salud para quienes se contagien.