El jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto. (Foto: Ministerio de Salud)

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

Desde el 10 de mayo los municipios que tengan más afección de COVID-19 tendrán que seguir en cuarentena y en otros las medidas serán más flexibles, dijo este miércoles el jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto.

«Requiere mucho de las condiciones en que se vaya a evitar que haya una explosión masiva. No solo es responsabilidad del sector salud, sino de la población», indicó la autoridad en el programa “Que no me pierda”, de la Red Uno.

Informó que al detectarse un caso positivo, los contactos son aislados y sometidos a pruebas para confirmar o descartar el contagio.

Reconoció que en muchos países se masificó la toma de muestras, mientras que en el país se espera tener los kits para el testeo a los sectores vulnerables.

Los casos confirmados son reales y no se ocultan, como algunos especulan, apuntó.

También señaló que 16 profesionales en salud están bajo control médico después de que estuvieron en contacto con algún portador de la pandemia.

«El equipo de respuesta rápida que se instauró en Santa Cruz ha atendido la mayoría de los casos y ninguno de ellos se ha infectado o contagiado a nadie. El cumplimiento de las normas de bioseguridad tiene mucho que ver», expresó Prieto.