Virgilio Prieto, jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud. (Foto: Captura Bolivia TV).

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

El jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, aseguró que si se rompe la cuarentena, el pico más alto de contagios se aceleraría hasta junio, pero si se mantiene, el pico se prolongaría hasta agosto, lo cual daría bastante tiempo para fortalecer los servicios de salud en el país.

“Debido a que el avance científico en cuanto a tratamiento está avanzando, se pueden reducir más las transmisiones, por lo que se espera tener pronto una vacuna”, señaló.

La autoridad de salud explicó que la cantidad de contagios por coronavirus en Bolivia se disparó en las últimas 72 horas debido a que la población incumple las medidas de distancia social y prevención.

Mientras tanto ―dijo Prieto en una entrevista con Cadena A― procurarán reencauzar adecuadamente todos los problemas de los Sedes en coordinación con sus autoridades para ajustar aún más las restricciones que se tienen, pero que esto también es una responsabilidad grande y la población debe cumplirla.

Indicó que preocupa lo que pasa en Santa Cruz. Si bien su tasa de letalidad es muy baja gracias al gran esfuerzo de los casos que se están captando, la dispersión se está acelerando.

“Por otro lado, en el Beni, lamentablemente por alguna deficiencia técnica, recién se empezaron a captar los casos, y en cuanto a La Paz, este departamento tendría una alta tasa de letalidad”, sostuvo.

Agregó: “Por el momento, a escala nacional, aún no se salió de la incidencia de casos más baja que se proyectaba”, pero que sí se ve por departamento, algunos de ellos ya salieron de su propia perspectiva, lo cual significa que deben ajustar aún más las medidas.

Recomendó a los profesionales en salud tener el cuidado necesario porque no se podrá negar la atención a la población, y si el personal de salud colapsa, no habrá quién atienda a los pacientes.

La autoridad afirmó que se extremarán los recursos necesarios para el cuidado y la atención debida.