Avance de las obras de construcción de los cimientos del complejo siderúrgico en el Mutún. // FOTO: PRESIDENCIA

• Redacción Central/

La primera etapa de construcción del complejo siderúrgico del Mutún permitirá sustituir el 50% (200 mil toneladas) de la importación de acero que ingresa el país para cubrir la demanda interna, cuyo volumen alcanza a cerca de 400 mil toneladas anuales que son adquiridos de Brasil y Perú.

“En esta primera etapa está previsto producir aproximadamente 200 mil toneladas de acero, con eso se va a cubrir el 50 por ciento del consumo interno del país. Actualmente Bolivia importa del Brasil y del Perú cerca de 400 mil toneladas anuales y eso lógicamente significa una fuga de divisas”, señaló el presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Jorge Alvarado, en entrevista con la radio Cepra.

El viernes, en un acto histórico para el departamento de Santa Cruz y el Estado boliviano, el presidente Luis Arce Catacora estuvo en el municipio de Puerto Suárez para recibir más de 100 camiones que transportaron desde el puerto marítimo de Ilo, Perú, estructuras metálicas por un volumen de 1.750 toneladas para la construcción de los cimientos de la planta industrial en el yacimiento de hierro de la provincia cruceña Germán Busch.

Alvarado mencionó que la llegada de este cargamento consolida el desarrollo del complejo industrial, después de una espera de más de 50 años por razones políticas, económicas, sociales y “la falta de voluntad de hacer realidad este gran proyecto”.

Manifestó que las reservas de hierro boliviano alcanzan a unos 40 mil millones de toneladas y se constituye en las segundas más grandes del mundo después de Australia.

 De acuerdo al presidente de la ESM, la construcción del proyecto siderúrgico consta de tres etapas: la primera que permitirá producir 200 mil toneladas (t) de acero de alta calidad desde finales de 2023, con la segunda etapa se llegará a 500 mil t para cubrir el 100% de la demanda nacional y con la tercera fase se prevé alcanzar a un millón de toneladas por año y exportar los excedentes. El sistema de facturación en línea entra en vigencia desde diciembre.

“Debemos reducir las importaciones y todo lo que importamos producir en nuestro país teniendo la materia prima y en este caso el hierro”, dijo Alvarado al referirse a uno de los mandatos del jefe de Estado.

El ejecutivo de la ESM anunció que en los siguientes meses llegarán maquinarias que serán transportados en dos mil camiones con 33 mil t de carga, que serán enviadas desde China, España, Alemania, México, entre otros. “Está despertando ese Mutún con su hierro para producir acero y permita (…) el desarrollo y la industrialización de Bolivia”, apuntó.

linkedin