Freddy Baltazar, coordinador del área rural del Sedes. (Foto: Gobernación)

Bolivia Digital

Freddy Baltazar, coordinador del área rural del Servicio Departamental de Salud de La Paz (Sedes), informó este sábado que se logró detectar que siete de nueve pruebas dieron positivo al COVID-19 durante las primeras horas de rastrillaje en la zona Villa Dolores de El Alto.

Al finalizar el rastrillaje en las zonas 12 de Octubre y Villa Dolores, Baltazar señaló que se realizó la prueba rápida a 120 personas sospechosas, dando positivo 20 de ellas quienes fueron enviadas a Centro de Salud de Villa Dolores para realizarle la prueba PCR en tiempo real.

“Estamos acercando a la población pruebas rápidas. Hay una familia que esta con su oxígeno, demandando pruebas, todas las personas que tuvieron contacto con un paciente fallecido dieron positivo”, afirmó.

Los habitantes de la zona de Villa Dolores al observar a los brigadistas de salud en la plaza principal, se acercaron a realizarse las pruebas directas y rápidas.

El rastrillaje en busca de infestados por el coronavirus iniciado por la Gobernación del departamento La Paz se inició este sábado en El Alto y se tiene previsto visitar el domingo la zona Bajo Llojeta en la ciudad de La Paz.

“Muchos que presentan síntomas leves son comerciantes y están realizando sus actividades de manera regular lo que podría provocar una alta probabilidad de contagio», señalo el coordinador del Área Rural.