Los productos de limpieza lideran el ranking elaborado por la Cámara Boliviana de Negocios Electrónicos y Servicios (Cabnes). (Foto: Consultor Salud)

Jorge Castel / Bolivia Digital

A casi 60 días de que se decretara la cuarentena obligatoria por el coronavirus, el comercio electrónico terminó de afianzarse como un hábito de consumo de los bolivianos. Los productos de limpieza lideran el ranking elaborado por la Cámara Boliviana de Negocios Electrónicos y Servicios (Cabnes).

“Ante la imposibilidad de salir de sus casas, muchos volcaron la mayoría de sus compras a través de internet. Algunos comercios migraron sus operaciones y muchos usuarios, sobre todo mayores de 50 años, lo hicieron por primera vez”, explicó Bryan Sarzuri, presidente ejecutivo de la Cabnes.

En un seguimiento que hizo la institución se identificaron los 20 productos o servicios más solicitados a escala nacional en la cuarentena, entre los que de mayor demanda son los productos de limpieza.

“Desde un primer momento se solicitaron y vendieron barbijos, los trajes de bioseguridad, guantes de látex, lavandina, alcohol gel, jabón antibacterial, detergentes, desinfectantes en aerosol, papel higiénico y toallas desechables”, detalló Sarzuri.

El ejecutivo informó que la lista se completa con “los productos farmacéuticos relacionados con tratamiento de enfermedades respiratorias, conservas, abarrotes, productos cárnicos, frutas y vegetales, bebidas con y sin alcohol, equipos electrónicos de entretenimiento y computación, artículos de gimnasio, cursos online, entretenimiento digital como Netflix y finalmente los servicios de delivery”.

En ese sentido, los sectores que más crecieron en la comercialización de sus servicios fueron los farmacéuticos, supermercados, mercados, delivery y productores de alimentos en general. “Todos fueron rebasados en su capacidad de abastecimiento y logística en tiempo de cuarentena”, sostuvo Sarzuri.

Según la Cabnes, de los 2.300 millones de usuarios que tiene Facebook, en Bolivia están más de 7,2 millones de usuarios. “Es un dato importante y el 89%  de esos usuarios son mayores de 18 años, ingresan desde un smartphone y nos hacen ver las oportunidades ilimitadas de comercio”, explicó.

Otro de los datos de la institución sostiene que si bien crecieron las ventas, muchos de los productos no han ingresado a pasear el mercado electrónico “por la desconfianza, incertidumbre o inseguridad” que se genera al momento de hacer la transacción.

“La gente muchas veces no sabe si la empresa existe, no sabe qué persona es la que ofrece el producto. Nosotros como Cabnes tenemos a disposición del público una lista de empresas formales y profesionales que ofrecen servicios y podemos ayudar a la gente que lo necesite y dar respaldo”, puntualizó el ejecutivo.