Jeyson Auza, ministro de Salud, durante una conferencia de prensa. (Foto: Jorge Mamani)

• Naira C. De la Zerda/

El ministro de Salud, Jeyson Auza, afirmó ayer que todo profesional del área que no asista a su fuente laboral tendrá un descuento en su salario. Esto en referencia al paro indefinido convocado por el Comité Interinstitucional de Santa Cruz para el 22 de octubre.

“Si un profesional abandona sus funciones, tiene que recibir la sanción que corresponda. Si yo soy funcionario de un hospital y no asisto, porque me fui a un cumpleaños, ese día no se me puede pagar”, declaró la autoridad a los periodistas.

También explicó que no se trata de una sanción extraordinaria, sino de un proceso administrativo que está regido por normas que el ministerio debe hacer respetar sin excepción.

Advirtió que si las faltas se acumulan, los profesionales podrán enfrentar una destitución del cargo que desempeñan.

En cuanto a la medida de presión, Auza cuestionó que lo único que el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, le ha dado a su departamento durante el mes en el que se conmemora su grito libertario ha sido conflictos y, además, lo calificó de “manipulador”.

Al presidente del Comité Cívico, Rómulo Calvo, el ministro lo describió como “un fanfarrón” luego de que él mismo convocara a un debate sobre el Censo para después negarse a asistir y calificar la iniciativa de una “trampa” y responsabilizar de esto a un periodista.

“Pedimos que en lugar de politizar un aspecto tan técnico como es el Censo, se ocupe de hacer obras, de atender la salud, por lo menos de ejecutar los recursos que como Ministerio de Salud asignamos para el SUS (Sistema Único de Salud) cuya ejecución presupuestaria está muy baja”, afirmó.

Anteriormente, Auza informó que la Gobernación solo llegó a ejecutar un 42,25% del presupuesto desembolsado para  la atención de la población en hospitales estatales.