INT-XX-F3-PINOCHET_ARCHIVO

 

AFP/ Bolivia – Edición impresa

El presidente de la Asamblea Legislativa del estado brasileño de Sao Paulo (Alesp) anunció que prohibirá un homenaje en el recinto de la cámara al exdictador chileno Augusto Pinochet, previsto para el 10 de diciembre.

“Este jueves voy a firmar un acta para impedir que se realice un homenaje al dictador Augusto Pinochet” dentro de la Alesp, tuiteó Cauê Macris, miembro del Partido de la Social-Democracia Brasileña (PSDB, centro-derecha), del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).

La prohibición “se publicará el viernes en el Diario Oficial del Estado”, agregó.

La Alesp incluyó en su agenda una solemnidad en honor de Augusto Pinochet el 10 de diciembre, el Día Internacional de los Derechos Humanos.

El “Acto Solemne en memoria del Presidente Augusto P. Ugarte” se debió a una iniciativa del diputado regional Frederico D’Avila, del Partido Social Liberal (PSL), con el cual Bolsonaro ganó las elecciones de 2018.

Ese anuncio sacudió las redes sociales y se suma a las polémicas provocadas por Bolsonaro por sus reivindicaciones tanto de la dictadura militar brasileña (1964-85) como de las que gobernaron los demás países de América Latina, que dejaron miles de muertos y desaparecidos en las décadas de 1970 y 1980.

La polémica se internacionalizó ayer, cuando el cónsul francés en Sao Paulo escribió en Twitter que “el homenaje previsto al dictador chileno #Pinochet no es solo un insulto a la memoria de las víctimas”.