En la movilización se desplegó una amplia pancarta con el mensaje “Nos están matando”. (Foto: Prensa Latina)

• Prensa Latina /

Más de medio millar de personas, en su mayoría colombianos y latinoamericanos residentes en España, protestaron ayer ante la futura visita del presidente de Colombia Iván Duque.

Los manifestantes marcharon el domingo desde la céntrica Puerta del Sol hasta el umbral del Parque del Retiro, en la emblemática Puerta de Alcalá con consignas como “Nos están matando” y una enorme bandera donde se leía “Colombia por la paz y la unidad”.

El jefe del Gobierno de Colombia estará el jueves en esta capital para tomar parte en la 80 Feria del Libro de Madrid y, además, dentro de su gira europea para entrevistarse con el rey Felipe VI, y su par español, Pedro Sánchez.

“Duque, fuera de la Feria del Libro”, “Paz justa ya, gobierno de hambre y represión”, fueron varios de los lemas enarbolados por personas de distintas edades que exigieron a Madrid revocar la invitación a Duque para su visita.

Las agrupaciones Resistencia Madrid-Colombia y Por la Vida, Paz y Justicia fueron las encargadas de organizar la manifestación, encabezada entre otros por el periodista y productor de la serie Matarife, Daniel Mendoza.

Varias de las personas en la marcha llamaron a Duque “jefe de un gobierno genocida”, “violador de los derechos humanos”.

Colombia se instaló en la 80 Feria del Libro de Madrid como país invitado, pero rodeada de polémicas, entre ellas la exclusión de sus más notables escritores del momento.

Las razones tienen corte político y desataron una controversia en el país sudamericano, con fuertes declaraciones de varias de las principales plumas colombianas.

Piedad Bonnett, Laura Restrepo, William Ospina, Héctor Abad Faciolince, Pablo Montoya, Fernando Vallejo y Santiago Gamboa; y autores relevantes que han empezado a pisar fuerte en el extranjero, como Pilar Quintana, quedaron fuera de la delegación colombiana.

Una declaración amplia y detallada fue difundida por WMagazín y en ella numerosos escritores expresaron su repudio por la actuación de los funcionarios colombianos, entre ellos el embajador en España que habló de neutralidad.

Laura Restrepo (Delirio, Dulce Compañía) no tuvo pelos en la lengua al valorar la situación: “Es una fantochada lo que ha hecho el Gobierno colombiano. No se trata de quitar méritos a los autores que van a representar el país porque es gente maravillosa y muy válida”.

Tomás González, autor que fue invitado y declinó asistir a la muestra, también fue bastante incisivo en sus consideraciones:

“Mi opinión es que dejar de invitar a Piedad Bonnett, Laura Restrepo, William Ospina, Héctor Abad, Pablo Montoya, Fernando Vallejo y Santiago Gamboa a la feria de Madrid es ni más ni menos que tratar de negar por razones políticas, y de una forma bastante estúpida, por cierto, la literatura colombiana actual”.

linkedin